En defensa de la libertad religiosa.

馃搼El PP registra en el Senado la siguiente moci贸n, en defensa de la libertad religiosa:

  1. Rechazar todas las actuaciones que han supuesto un ataque al derecho a la libertad religiosa, contemplada en el art铆culo 16 de la Constituci贸n.
  2. Rechazar la actuaci贸n del Gobierno de Espa帽a a trav茅s del mando 煤nico, por su falta de sensibilidad para implementar medidas de apoyo a las familias de los fallecidos, al no haber permitido la presencia de m谩s de tres familiares en las inhumaciones o la supresi贸n de los velatorios, cuando hemos visto grupos de m谩s de tres personas plat贸s de televisi贸n.

A LA PRESIDENCIA DEL SENADO
EL GRUPO PARLAMENTARIO POPULAR, al amparo de lo dispuesto en el art铆culo 177 del Reglamento de la C谩mara, solicita la tramitaci贸n de la siguiente MOCI脫N ante la COMISI脫N DE CONSTITUCIONAL

EXPOSICI脫N DE MOTIVOS
Con motivo de la crisis sanitaria que actualmente sufrimos se aprob贸 el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gesti贸n de la crisis ocasionada por el COVID-19.

El anterior Real Decreto hace alusi贸n en su art铆culo 11 a las medidas de contenci贸n en relaci贸n con los lugares de culto y con las ceremonias civiles y religiosas, en concreto, se帽ala que:

La asistencia a los lugares de culto y a las ceremonias civiles y religiosas, incluidas las f煤nebres, se condicionan a la adopci贸n de medidas organizativas consistentes en evitar aglomeraciones de personas, en funci贸n de las dimensiones y caracter铆sticas de los lugares, de tal manera que se garantice a los asistentes la posibilidad de respetar la distancia entre ellos de, al menos, un metro.
En consecuencia, seg煤n lo establecido en el art铆culo 7, que recoge la limitaci贸n de la libertad de circulaci贸n de las personas y los supuestos en los que se habilita la circulaci贸n por las v铆as o espacios de uso p煤blico, ha de entenderse amparado por el citado art铆culo, en su apartado primero, letra h, el desplazamiento para la asistencia a lugares o ceremonias de culto.

Sin embargo, y pese a que el Real Decreto de declaraci贸n del estado de alarma permite la asistencia a lugares de culto y las ceremonias religiosas, han sido m煤ltiples los casos en los que a lo largo de todo este tiempo se han interrumpido por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado distintas celebraciones religiosas, entre otras:

El 22 de marzo la Polic铆a Nacional impidi贸 a una veintena de fieles la asistencia a la Misa de seis de la tarde en la Catedral de Valladolid. El viernes 3 de abril, la Polic铆a Nacional disolv铆a nuevamente una Misa en la Parroquia de San Servando y San Germ谩n en Cadiz que aglutinaba alrededor de una veintena de personas. El 5 de abril, coincidiendo con la festividad del Domingo de Ramos, la Polic铆a Local de Sevilla interrump铆a una Eucarist铆a que se oficiaba en la azotea de la Iglesia de los Pa煤les, con ocho personas, todos ellos miembros de la comunidad religiosa. El 10 de abril se desalojaba la Catedral de Granada mientras se celebraban los Oficios de Viernes Santo. El lunes 13 de abril el Cuerpo Nacional de Polic铆a desalojaba la Parroquia de los Santos Juan y Pablo, cuando en el interior se encontraban tan solo cinco personas y el propio sacerdote.

Por otro lado, la Constituci贸n Espa帽ola garantiza en su art铆culo 16, apartado primero, la libertad ideol贸gica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades, sin m谩s limitaci贸n, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden p煤blico protegido por la ley. Este derecho constitucional se desarrolla en la Ley Org谩nica 7/1980, de 5 de julio, de Libertad Religiosa, que en su art铆culo 2, apartado, primero, letra b, que estima que la citada libertad comprende 鈥減racticar los actos de culto y recibir asistencia religiosa de su propia confesi贸n; conmemorar sus festividades, celebrar sus ritos matrimoniales; recibir sepultura digna (鈥)鈥; del mismo modo, la letra d, del citado art铆culo establece que comprende 鈥渞eunirse, manifestarse p煤blicamente con fines religiosos y asociarse para desarrollar comunitariamente sus actividades religiosas de conformidad con el ordenamiento jur铆dico general y lo establecido en la presente Ley Org谩nica鈥.

Por lo que respecta a la posibilidad de restricci贸n de los derechos fundamentales, estos pueden ser limitados durante el estado de excepci贸n y sitio, no as铆 en el estado de alarma. Pero es que seg煤n lo fijado en el art铆culo 55 de nuestro texto constitucional, ni en los supuestos de excepci贸n y sitio cabr铆a suspender el art铆culo 16 relativo a la libertad religiosa, al no encontrarse este dentro del elenco que el constituyente fij贸:
鈥淟os derechos reconocidos en los art铆culos 17, 18, apartados 2 y 3, art铆culos 19, 20, apartados 1, a) y d), y 5, art铆culos 21, 28, apartado 2, y art铆culo 37, apartado 2, podr谩n ser suspendidos cuando se acuerde la declaraci贸n del estado de excepci贸n o de sitio en los t茅rminos previstos en la Constituci贸n. Se except煤a de lo establecido anteriormente el apartado 3 del art铆culo 17, para el supuesto de declaraci贸n de estado de excepci贸n.鈥

Por otro lado, los Reales Decretos 465/2020, de 17 de marzo, y 476/2020, de 27 de marzo, modificaron algunos aspectos del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo. Pero en ning煤n caso result贸 afectado el art铆culo 11. Lo que s铆 se vio limitado por la Orden SND/298/2020, de 29 de marzo, fue la asistencia a velatorios y ceremonias f煤nebres, en cuyo pre谩mbulo estipula que:
La evoluci贸n de la epidemia del COVID-19 en Espa帽a ha supuesto un importante incremento de fallecidos por esta enfermedad, que se unen a los fallecidos por otras causas. Esta circunstancia exige la adopci贸n de nuevas medidas extraordinarias para evitar la propagaci贸n y contagio relacionados con los velatorios o la celebraci贸n de las ceremonias civiles y religiosas vinculadas a los funerales, as铆 como medidas para garantizar la protecci贸n de los usuarios de servicios funerarios.
Por ello se hace preciso prohibir todos los velatorios, tanto en instalaciones p煤blicas como privadas, restringir otras ceremonias f煤nebres, independientemente de la causa del fallecimiento, y regular algunas de las condiciones de contrataci贸n de los servicios funerarios.

Por lo que se refiere al 谩mbito de aplicaci贸n de la anterior Orden Ministerial, su art铆culo 2, establece que resulta de aplicaci贸n a todos los fallecimientos que se produzcan en Espa帽a durante la vigencia del estado de alarma, pero en ning煤n caso puede extenderse a todas las ceremonias religiosas con car谩cter general. Ello sin entrar en la posible extralimitaci贸n por parte del Ministerio de Sanidad, ya que con ella no se interpreta el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, sino que lo modifica de un modo clarividente al introducir una limitaci贸n no contemplada en el Real Decreto.
Tampoco podr铆a entenderse amparada esta limitaci贸n a la libertad religiosa en el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la poblaci贸n en el contexto de la lucha contra el COVID-19, puesto que el art铆culo 1 del mismo fija como 谩mbito subjetivo de aplicaci贸n a todas las personas trabajadoras por cuenta ajena que presten servicios en empresas o entidades del sector p煤blico o privado.

Sorprendentemente el Acuerdo del Consejo de Ministros de 28 de abril de 2020, por el que se aprueba el denominado como Plan de Desescalada, se帽ala que dentro de la 鈥淔ase I鈥 los lugares de culto podr谩n abrir limitando su aforo a un tercio, sin embargo, no existe norma alguna como se ha podido comprobar en esta exposici贸n de motivos, que hubiera clausurado dichos lugares o que hubiera prohibido la apertura de los mismos. Y todo ello porque conforme al art. 11 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo estos podr铆an seguir abiertos.
Por todo cuanto antecede, el Grupo Parlamentario Popular propone a la aprobaci贸n de la Comisi贸n de Constitucional la siguiente:

MOCI脫N
La Comisi贸n de Constitucional insta a:
Primero. Rechazar todas las actuaciones que han supuesto un ataque al derecho a la libertad religiosa, contemplada en el art铆culo 16 de la Constituci贸n.
Segundo. Rechazar la actuaci贸n del Gobierno de Espa帽a a trav茅s del mando 煤nico, por su falta de sensibilidad para implementar medidas de apoyo a las familias de los fallecidos, al no haber permitido la presencia de m谩s de tres familiares en las inhumaciones o la supresi贸n de los velatorios, cuando hemos visto grupos de m谩s de tres personas plat贸s de televisi贸n.


Palacio del Senado, 6 de mayo de 2020
Javier MAROTO ARANZABAL PORTAVOZ

Imagen: Unplash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesi贸n:

Logo de WordPress.com

Est谩s comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesi贸n /  Cambiar )

Google photo

Est谩s comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesi贸n /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Est谩s comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesi贸n /  Cambiar )

Foto de Facebook

Est谩s comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesi贸n /  Cambiar )

Conectando a %s