“Cantabria no puede perder otro tren. La tecnología avanza y las oportunidades están ahí.”

Es preciso promover todo un cambio cultural, que debe partir de las autoridades políticas, acompañado por la sociedad civil.

Tecnología y Ética tienen que ir de la mano.

La economía mundial, la producción industrial, las relaciones comerciales y humanas en muchos casos van hacia un modelo completamente nuevo, basado en la utilización de los “datos” y su análisis.

La prioridad es digital, no los juguetes sexistas

En el campo de la tecnología no planteamos diferencias ideológicas. Hay prácticamente unanimidad sobre el camino trazado, tan solo faltan voluntad política y recursos para avanzar con determinación.

“Debemos potenciar la inteligencia artificial contra la criminalidad”

“Nunca se debe perder de vista la necesidad de respetar la dignidad de cada persona en cada avance tecnológico”.