“Cantabria no puede perder otro tren. La tecnología avanza y las oportunidades están ahí.”

Es preciso promover todo un cambio cultural, que debe partir de las autoridades políticas, acompañado por la sociedad civil.

Tecnología y Ética tienen que ir de la mano.

La economía mundial, la producción industrial, las relaciones comerciales y humanas en muchos casos van hacia un modelo completamente nuevo, basado en la utilización de los “datos” y su análisis.

“Debemos potenciar la inteligencia artificial contra la criminalidad”

“Nunca se debe perder de vista la necesidad de respetar la dignidad de cada persona en cada avance tecnológico”.