Cantabria es urgente y se arregla desde dentro.

Artículo de opinión publicado en Alerta (9 de noviembre de 2021)

Hace ya mucho tiempo que cuando uno escucha a un amigo o un vecino hablar del futuro de sus hijos siempre aparece el aeropuerto. Nadie se plantea encontrar trabajo en su ciudad, ni en el pueblo, ni en pocos kilómetros a la redonda. En esta tierra rica y de personas activas, hay que salir volando para encontrar una oportunidad laboral.

Los últimos datos sobre empleo lo reiteran, presentando a Cantabria como la Comunidad donde la recuperación de la crisis es más lenta. En España el desempleo ha bajado un 15% en el último año y en Cantabria, una vez superada la pandemia, el descenso es del 5%. Y como es habitual en nuestra tierra, son los jóvenes y las mujeres, los colectivos más castigados por el desempleo.

Son ya demasiados años escuchando cantos de sirena, promesas de grandes empresas que iban a venir a Cantabria, de inversiones del gobierno de Madrid… Siempre la misma cantinela de buscar la solución fuera de casa, lo que demuestra la incapacidad de quienes están dentro. Por mucho que nos caigan algunas migajas de los presupuestos, que haya alguna pequeña inversión, el futuro de Cantabria no depende de factores externos.

Si algo echo en falta en el Gobierno regional es la falta de confianza en los empresarios de Cantabria, en los hosteleros, los emprendedores o los ganaderos. Centenares de autónomos y empresarios que, a la larga, quieren quedarse aquí, quieren invertir aquí y generar empleo en nuestra tierra. Y es ahí donde hay que trabajar, donde hay que generar alianzas y facilitar incentivos para que se animen a crecer y poner en marcha nuevos negocios.

Veo con envidia cómo están creciendo países de nuestro entorno que han sufrido tanto o más que España. El Gobierno italiano ha sabido poner ese acento en la promoción empresarial, en facilitar la actividad productiva, y los resultados están a la vista, con un crecimiento muy superior al de España.

Veo con envidia otras comunidades españolas, donde gracias a políticas que incentivan la libertad empresarial se ha recuperado la actividad de antes de la pandemia. Es una cuestión de confianza, de trabajo en equipo y de profesionalidad. Todo lo que se echa de menos en Cantabria.

La recuperación del empleo, las oportunidades para los jóvenes, es una urgencia para Cantabria. La solución la tenemos en casa, pero es preciso cambiar de estrategia, cambiar de liderazgo y cambiar de mentalidad.

Javier Puente Redondo
Senador por Cantabria del PP

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s