En la ganadería de Cantabria sobran ‘tertulianos’ y faltan gestores.

Comparto artículo de opinión publicado en diario Alerta (12 de julio de 2021)

La petición de reducir el consumo de carne por parte del ministro de Consumo de España ha vuelto a poner en evidencia las contradicciones de nuestro Gobierno regional. Poco ha tardado nuestro presidente en realizar su vídeo en defensa de la ganadería de Cantabria, para salvar la cara de un ejecutivo que depende del Partido Socialista.

Tengo que reconocer que Miguel Ángel Revilla sabe construir discursos y es capaz de ajustar sus argumentos a lo que espera la audiencia, tratando de estar siempre en la cresta de la ola. Son los ingredientes de un buen tertuliano, dispuesto a indignarse con lo que se indignan muchos de sus televidentes en cada ocasión. Por algo se lo rifan las televisiones.

El problema es que para gobernar una Comunidad no bastan las palabras, no bastan las soluciones fáciles de tertulia sentado en la mesa del bar. Es muy fácil juzgar las acciones de otros con la cerveza y el puro en la mano. Lo difícil es actuar, tomar medidas que realmente faciliten la actividad empresarial y el crecimiento del empleo.

En el caso de la ganadería, más que las histriónicas declaraciones de un ministro comunista lo que le afecta a los emprendedores es la subida del precio de la luz, la de los carburantes o los seguros de las explotaciones. Ahí es donde de verdad duele a los ganaderos de Cantabria y donde hace falta algo más que un discurso para defenderlos.

Vivimos en una de las Comunidades de España con el nivel de paro juvenil más alto. Y tanto los ganaderos como otros emprendedores son los primeros interesados en crear empleo. Pero para ello hace falta colaboración de las autoridades. Es preciso que se reduzca la burocracia, que haya flexibilidad en la contratación, que bajen los impuestos y que no se mire al empresario como un acaparador egoista y sí como un generador de riqueza para toda la sociedad.

Mientras no se trabaje, de verdad, por facilitar la actividad empresarial, no habrá una recuperación sólida en Cantabria. Una recuperación que depende de la confianza en las autoridades y las instituciones. Es evidente que el curriculum de nuestro gobierno regional en los últimos años no facilita nada esa confianza.

Ante este panorama, la excusa fácil es hablar de la pandemia. La misma que ha castigado a todo el mundo y a todas las Comunidades de España. La diferencia es que en lugares como Andalucía o Madrid han trabajado a fondo para impulsar la libertad económica, la seguridad jurídica y los bajos impuestos. Mientras tanto, nuestro presidente de Cantabria prepara su próxima tertulia.

Javier Puente Redondo – Senador del Partido Popular por Cantabria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s