Skip to content

Las competencias digitales como base para la generación de empleo

07/08/2015

Artículo de opinión publicado en el Diario Montañés (6-08-2015).

Es innegable el impacto que las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (NTIC) tienen en la sociedad en general y en las economías de los distintos países en particular. Si nos centramos en España, el sector tecnológico factura al año más de 91.000 millones de euros, emplea a alrededor de 400.000 personas y gracias a su carácter transversal contribuye a mejorar, con unas inversiones anuales de 15.000 millones de euros, los niveles de productividad y competitividad de nuestro tejido industrial.

En este sentido me gustaría destacar la comparecencia del Presidente del Gobierno ante el Congreso de los Diputados el pasado 15 de julio, donde informó sobre los contenidos tratados durante el Consejo Europeo de los días 25 y 26 de junio. En su intervención Mariano Rajoy aludió al compromiso de avanzar en diversos ámbitos de la Agenda Digital, incluyendo cuatro aspectos esenciales: eliminar las barreras al comercio de bienes y servicios online, avalando su acceso a los consumidores en igualdad de condiciones; garantizar la portabilidad y facilitar el acceso transfronterizo a contenidos, asegurando una protección elevada a los derechos de propiedad intelectual y velando por la protección de la diversidad cultural; avanzar en la normalización posibilitando que Europa desarrolle sus propios estándares, lo que permitirá dar un impulso al mercado digital y al desarrollo del mercado único de las telecomunicaciones; y promover el desarrollo de las competencias digitales entre los ciudadanos con el fin de que cuenten con la formación y con las herramientas necesarias para sacar el máximo partido a las ventajas que ofrece la economía digital.

Aun reconociendo la gran relevancia estratégica de estos cuatro apartados me gustaría centrar mi atención en el último de ellos (el de las competencias digitales), un aspecto incluido en las conclusiones del Consejo Europeo a sugerencia de España. En un marco NTIC como el actual resulta formidable la capacidad de dichas competencias digitales a la hora de crear empleo de calidad, incluyendo facetas tan determinantes como son el empleo juvenil o la reducción de los parados de larga duración.

Si asistimos a una nueva Era Digital, si la tecnología forma parte creciente de nuestras vidas y de la manera de comunicarnos (internet, redes sociales, emails, smartphones, formación online…) y nos permite avanzar en todo tipo de entornos (e-salud, comercialización de diversos productos, modernización del turismo y la forma de comunicarnos con la Administración), parece claro que el sector NTIC ha de ser una de las palancas del crecimiento español durante las próximas décadas así como uno de los mayores contribuidores a la generación de puestos de trabajo.

Ante todo ello urge la creación de un mercado único digital en el que los ciudadanos y las empresas puedan recibir servicios directos; y urge que empresas y Administraciones Públicas participen de manera activa en la creación e implantación del modelo español de acreditación de competencias digitales, que debe ser entendido como la combinación de los conocimientos, habilidades y actitudes en el ámbito de las NTIC.

A nadie escapa tampoco el formidable potencial de Cantabria en este particular entorno que estamos analizando. Son muchos los motivos por los que nuestra Comunidad se encuentra a la vanguardia de España: por la capacidad de las empresas aquí instaladas; por el reconocimiento de Santander como uno de los mayores referentes entre las smart cities a escala europea; por la relevancia de una institución como es la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, cuyos encuentros anuales sobre telecomunicaciones en el Palacio de la Magdalena atraen a centenares de prestigiosos expertos y analistas de los cinco continentes; por el nivel y el reconocimiento de la Universidad de Cantabria; por la relevancia de los distintos proyectos de innovación que se vienen acometiendo a lo largo de estos últimos años.

Por todo ello estoy firmemente convencido de que Cantabria tiene un prometedor futuro NTIC; como también lo tiene España. El fomento y consolidación de las competencias digitales sienta las bases para la reducción de la brecha digital y eso es sinónimo de un país más avanzado, más solidario, más cohesionado y con mayores y mejores posibilidades para consolidar el bienestar de sus ciudadanos. Este diseño del futuro nos compete a todos sin excepciones y sin exclusiones. Las soluciones globales y realistas, alejadas de dogmatismos y de visiones reduccionistas o localismos, son la mejor garantía de que todo el esfuerzo que hasta el momento hemos realizado está bien encaminado. Hoy más que nunca España tiene que estar en vanguardia del sector tecnológico; ni podemos permitirnos el lujo de dar pasos hacia atrás y de volver a escenarios que estamos superando ni de adentrarnos en el futuro a través de sendas de incertidumbre o de riesgos innecesarios.

 

Javier Puente Redondo

Diputado del Partido Popular por Cantabria

Portavoz de Telecomunicaciones del Grupo Parlamentario Popular en el Congreso de los Diputados.

Anuncios
One Comment
  1. Fantastic information, better yet to find out your blog
    that has a fantastic layout. Effectively done

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: