Creemos que Cantabria tiene futuro… fuera de las tertulias de TV

Artículo de opinión publicado en el Diario Alerta (6 de octubre de 2021).

El pasado fin de semana he viajado a Valencia y he tenido la oportunidad de escuchar a líderes regionales que trabajan realmente en su territorio, de los que no se pasan el día quejándose en tertulias de televisión. Escuchar propuestas concretas, capaces de transformar la Economía en zonas que nunca habían sido punteras, como Andalucía, me ha incrementado la confianza que siempre he tenido en Cantabria. No solo es posible romper una dinámica depresiva, de fuga de cerebros y jóvenes por falta de empleo, sino que se le puede dar la vuelta a la situación, radicalmente.

La palabra ‘libertad’ ha sido constante en la última convención del PP en Valencia. Y es que es una de las claves para regenerar España, y también Cantabria. No es una palabra vacía. Libertad significa facilitar que un pequeño propietario pueda alquilar un piso, o una habitación, a través de una App; libertad es ofrecer la oportunidad de que un estudiante pueda ganarse unos euros conduciendo un coche de alquiler el fin de semana; libertad es no poner vetos a la cultura y no penalizar a quienes defienden la vida.

La libertad se conjuga en muchos ámbitos, pero es siempre esencial. Lo contrario de la libertad es la burocracia constante, la amenaza, el excesivo control, la censura previa…  Una clara manifestación de desconfianza en lo que los ciudadanos particulares puedan desarrollar por sí mismos.

En el Partido Popular creemos que una estrategia política liberal cambiará nuestro país y cambiará Cantabria. Hablamos estos días también de lucha contra la despoblación, un desafío imposible si solo se plantea desde los despachos. Deben ser los ciudadanos de los pueblos, los pequeños agricultores, los empresarios, quienes propongan nuevas ideas y desarrollen nuevos servicios en el ámbito rural. Eso sí, con el respaldo de servicios básicos por parte de las administraciones.

Pablo Casado ha sido muy claro este fin de semana en Valencia. Las primeras medidas de un nuevo Gobierno deben estar centradas en el empleo y en la familia. Solo así saldremos adelante con un proyecto de futuro en un país que sigue liderando el desempleo en Europa. Cantabria es una de las regiones más perjudicadas por la inacción del Gobierno, donde hay más jóvenes sin oportunidades. Esta falta de futuro penaliza gravemente la formación de nuevas familias. No hay confianza, luego tampoco llegan los hijos.

Es el momento de trabajar para un cambio de paso. Basta de echarle la culpa a los de fuera. En España hay varias regiones que han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, que están aplicando este programa, a pesar del Gobierno social-comunista. Creemos que hay esperanza para el cambio, que Cantabria puede aprovechar todo su potencialidad, humano y natural.

Vamos a trabajar a fondo para que haya un Gobierno serio en España y en Cantabria, más preocupado por los ciudadanos que por las bravuconadas de la próxima tertulia televisiva. Es el momento de pasar de la realidad virtual a la calle, al encuentro con las personas que se ganan el pan con mucho esfuerzo. No vamos a defraudarles.

Javier Puente Redondo

Senador de Cantabria por el PP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s